Insantes

Pensamientos sueltos de los cuales no nos damos cuenta...



Segundos antes

Mientras espero tu venida sobre mi cuerpo siento una fuerza que nos separa, grito al viento que te amo cuando te tengo pero no siento nada, no sé lo que siento.

En un abrazo al vacio y una plática al silencio, me pregunto si me ama en la realidad o en su pensamiento. Que tristeza si sería un amor intelecutal. Que martirio si fuese una abarrotería de sentimientos.

Pensé que eras el ser que complementaría mi vida. Le dí gracias a Dios por que atendió mis plegarias. Pero ahora que en mí te tengo, no eres lo que yo esperaba.

Lo siento; No quiero jugar más contigo. Salte de mi vida, brinca a otros cielos.

No llores por mi cuerpo, no lo merezco, mejor dale gracias a Dios que por un instante, nuestra pasión fue algo cierto.

Wilson Valentín Hernández